lunes, 8 de diciembre de 2008

TECNICAS DE PREVENCION DE ACCIDENTES

Técnicas de prevención de accidentes: inspección de seguridad
Existen muchas técnicas de prevención de accidentes. Dentro de ellas encontramos las investigaciones de accidentes, las charlas cortas de seguridad, la formación y desarrollo de comités de seguridad, el diseño de procedimientos de trabajo seguro, las capacitaciones, pero sin dudas la inspección de seguridad es una de las técnicas mas aplicadas en el área de prevención.
Tiene como objeto principal la detección de riesgos de accidentes. Cuanta con varios sinónimos tales como análisis de seguridad, auditorías, encuentras, estudios o muestreos de seguridad. Consiste en la observación sistemática de un determinado hecho, evento, situación o sitio buscando de manera intencional anomalías que pudieran ocurrir para plantear soluciones y corregirlas.
La inspección de seguridad puede plantearse para el conjunto de las condiciones de trabajo existentes en una empresa como para una sección o un puesto de trabajo determinado.
De todos modos, con sólo la detección de riesgos no es posible hacer prevención, por lo que es necesario hacer una ampliación de la anterior definición; además debe contemplar la efectividad preventiva mediante la eliminación del riesgo de accidente y el control de los factores determinantes de los riesgos detectados. Esto sin duda se consigue a través del estudio, implantación y control de medidas correctivas.
Las inspecciones pueden ser formales o informales. Son informales aquellas que se realizan de vez en cuando y sin un propósito determinado. Generalmente un supervisor realiza inspecciones informales como parte de su trabajo. Sin embargo, en el caso de las inspecciones de seguridad es necesario que se realicen sobre todo inspecciones formales.
Las inspecciones formales son planteadas de ante mano, cuentan con una lista de verificación para efectuarlas y generalmente tienen un seguimiento. Las listas de inspección deben reunir los siguientes requisitos:
Ser sintéticas y adecuadas al proceso, evento o elemento analizados.
Deben indicar que aspectos, condiciones o puntos deben se controlados.
No deben ser considerados inamovibles o absolutas y deben permitir ser modificadas durante la misma inspección.
En general se tiende a contar con listas de chequeo específicas para cada tipo de situación. Esto seguramente garantiza el éxito en la detección de riesgos.
En las empresas son varias las personas responsables de efectuar inspecciones de seguridad; el responsable del área de trabajo, el comité de seguridad y el responsable de seguridad. Una inspección de seguridad no necesariamente debe ser específica para seguridad, sin embargo, lo que ocurre normalmente es que se efectúan inspecciones sobre muchas cosas y durante la inspección se omiten los aspectos de seguridad.
Las personas más aptas para efectuar inspecciones son los supervisores, ya que ellos son los más capacitados para efectuarlas dentro de su área, además de que conocen perfectamente los riesgos y los pueden detectar con mayor facilidad, incluso más fácilmente que el personal de seguridad. Además su principal función es inspeccionar, de tal forma que lo único que deberían hacer es incluir dentro de las inspecciones los aspectos de seguridad.
Los principales aspectos que se deben tener en cuenta para realizar una inspección son los siguientes:
Realizar el recorrido en forma sistemática y organizada.
Recordar que la mayor parte de las causas de riesgos corresponden a prácticas inseguras, además de las condiciones inseguras.
Buscar posibles riesgos en los sitios menos frecuentes o aparentemente sin riesgos.
Hacer tantas anotaciones adicionales como sean necesarias.
Tener criterio a la hora de clasificar las anomalías encontradas de acuerdo a su nivel de peligro.
Uno de los problemas más frecuentes luego de realizar inspecciones es la falta de seguimiento y continuidad en la corrección de los problemas detectados y señalados en los reportes de supervisores y del personal de seguridad. Esto provoca que el personal considere que no tiene sentido efectuarlas y se tiene a abandonarlas.
Por ello el procedimiento de inspecciones debe establecerse desde el nivel superior de la administración de la empresa emitiendo una política al respecto. Esto obligará a los mandos medios a vigilar que dicha política se cumpla pero también que los reportes de inspección tengan el seguimiento correspondiente y que no se abandonen hasta tanto las anomalías detectadas no sean corregidas.
Por tal motivo podemos decir, entonces, que también la dirección de las empresas es responsable de las inspecciones de seguridad a través del suministro de los recursos necesarios para solucionar los problemas detectados y controlar que estas inspecciones se desarrollen.